Primera Compañía, Cuerpo de Bomberos de Santiago

Noticias

Competencia Adolfo Ossa año 2016

El día domingo 4 de septiembre recién pasado fuimos protagonistas y testigos de una nueva versión de la Competencia Ossa, realizada anualmente en honor a nuestro querido Mártir Adolfo Ossa de la Fuente, muerto sirviendo a su comunidad el 3 de septiembre de 1876.

Esta competencia no es otra cosa que el fiel reflejo de lo que somos como Bomberos y como Primera Compañía. Consiste en que dos equipos, los activos y los honorarios, deben desplegar un movimiento para botar ciertos blancos que se instalan dentro de la cancha, con el pitón. El movimiento elegido por cada equipo es “craneado” por una comisión especial durante varios días, de manera de combinar eficientemente los materiales (mangueras, pitones y uniones, entre otros) y a los participantes.

Así, el domingo en la mañana nos encontramos toda la familia Primerina en el Club Ecuestre Santiago Paperchase, acompañados de nuestros hijos, señoras, pololas, padres y familiares.

img-20160905-wa0019

El primer equipo en correr fue el de los Activos. Este equipo, capitaneado por el voluntario Aníbal Prunes, desplegó un movimiento sólido y muy bien desarrollado. Lo siguió el equipo de los honorarios, comandado por el voluntario Gonzalo Figueroa, el que desarrolló un movimiento que demostró toda la experiencia y trayectoria de sus miembros. A la postre sería el equipo de los Honorarios el que ganara la competencia.

 

 

img-20160905-wa0023

img-20160905-wa0030

 

 

 

 

 

 

img-20160905-wa0011

 

Luego de finalizado el ejercicio, vino el tradicional bautizo de los “chupes”, es decir, de los bomberos que llevan menos de un año de servicio. Para eso, se enfrentaron cara a cara los cinco chupes con sus padrinos, que son los bomberos que los invitaron a unirse a la Compañía. El objetivo: botar el casco del contrincante con la fuerza del chorro de agua emanado del pitón, apuntado directamente hacia el contrario.

 

 

Niimg-20160905-wa0010ngún participante fue capaz de botar el casco de otro en estos duelos individuales, pero más de uno se llevó una buena remojada, en muchos casos hasta tragando agua.

 

Que el bautizo de los novatos consista en esta tradición de “pitonearse” con su padrino de Bomba no deja de tener significado. Cuenta la historia que cuando el cuerpo de nuestro Mártir fue encontrado bajo los escombros del muro que se había derrumbado, y que a la postre le dio muerte, seguía sosteniendo en sus manos el pitón Primerino. Por eso decimos que un Primerino nunca abandona su pitón.

Luegimg-20160905-wa0034o de estas entretenidas actividades al aire libre nos dirigimos en masa al Cuartel de la Primera Compañía, donde disfrutamos de la fiesta de los niños. Ésta contó con payasos, magos, castillos inflables y ricas comidas, entre otras muchas cosas.

 

Así, la del domingo fue una experiencia increíble, llena de alegría, simbolismos, amistad, sana competencia y, por sobre todo, camaradería.

 

 

Primerinos por siempre!

Texto: Vol. Activo Fermín Oyarzún.


Ver todas las Noticias