Primera Compañía, Cuerpo de Bomberos de Santiago

Guardia Nocturna “René Carvallo Correa”

“Los bomberos se crean en la guardia”, esta frase que muchas veces suena por los pasillos del cuartel, marca el estilo primerino, donde una armada o simplemente ir a dormir todas las noches marcan la diferencia en la vida de cada uno de los miembros de nuestra casa.

Nuestra Guardia Nocturna, René Carvallo Correa, desde su fundación, el día 27 de octubre de 1925 hasta la fecha, tiene la obligación de prestar el mejor servicio a la comunidad, pese a las dificultades que se puedan producir, tal como ocurrió en la época de remodelación de esta parte del cuartel, donde los guardianes tuvieron que dormir en otras dependencias de nuestro Cuartel.

Cuentan los primerinos que el período de guardián es la mejor experiencia que puede tener un bombero. Aquí es donde se encuentra la verdadera vocación de un voluntario. Por ello este paso por la guardia nocturna es un período de formación, donde cada integrante aprende de los demás y viceversa.

Las penas y alegrías se pasan en “La Gloriosa”, ya que la amistad y camaradería que se guarda dentro de estas paredes no es comparable con otras vivencias. Puede que de un minuto a otro suenen los timbres y es ahí donde se demuestra la unión y el estilo primerino al hacer las armadas o rescates, ya que nadie está exento de accidentes y es ahí donde tus compañeros te ayudarán.

Con una dotación de diez voluntarios como mínimo y 14 como máximo, la Guardia Nocturna lleva más de 85 años de vida, tiempo que no pasa en vano, porque la cantidad de historias y anécdotas que se viven dentro de este grupo marca a una generación que después traspasará todos sus conocimientos a los voluntarios que integrarán este selecto grupo.

Por lo general, son los voluntarios más activos los que duermen en la Primera, quienes deben adecuar su tiempo con otras actividades, como la universidad, el trabajo, la familia o la polola.

Nuestra Guardia Nocturna fortalece los lazos entre La Primera y sus Compañías de Canje, recibiendo constantemente visitas de la Primera de Valparaíso, Tercera de Osorno o la Cuarta de Viña del Mar. Estos voluntarios de Compañías hermanas pueden venir en calidad de refuerzos o estar de alta.

Pero lo que se puede decir de este período es poco en comparación a cómo se siente desde adentro. No es caprichoso ni menos sensato decir que la Guardia Nocturna de nuestra Compañía es una de las mejores experiencias de la vida, donde cada uno cultiva de verdad los valores e ideales que entrega nuestra querida Primera.